Glutaraldehído usos

El glutaraldehído es un desinfectante de alto nivel a base de aldehído de uso común en el área de limpieza y desinfección debido a sus múltiples bondades, dentro de ellas destacan su amplio espectro microbiológico, fácil utilización cuando se combinan con tensoactivos a base de amonio cuaternario y su versatilidad. A continuación, se describen algunos usos comunes de los productos a base de glutaraldehído.

Uso en centrales de esterilización

Las centrales de esterilización son centros clave de reprocesamiento que deben cumplir con altos estándares de calidad dada la criticidad de los equipos que allí son procesados. Para el instrumental termorresistente (como el instrumental quirúrgico u hojas de laringoscopio) se debe garantizar un proceso de pre-limpieza con un detergente enzimático que permita el adecuado desprendimiento de la materia orgánica (Alkazyme) y posteriormente una inmersión en un desinfectante de alto nivel (producto a base de glutaraldehído Alkacide), de esta manera se garantizan los mejores estándares de calidad en el ciclo de reprocesamiento previo al ingreso de autoclaves.

Por otra parte, en centrales de esterilización existe otro tipo de equipos que son termolábiles, es decir, no pueden ser sometidos a un proceso de autoclave, el mejor ejemplo de este grupo son los endoscopios (broncoscopios, colonoscopios, cistoscopios); estos equipos además constituyen un punto crítico en centrales de procesamiento, dado que entran en cavidades sucias, es decir, entran en contacto con la microbiota ya sea intestinal, bronquial o uretral, por lo que tienen contacto directo con miles de microorganismos, muchos de ellos resistentes, todo esto aunado al hecho de poseer canales y vías que son difícil acceso y propician la formación de biofilm. Al no poder ser esterilizados existe evidencia actual que expone el beneficio de los detergentes enzimáticos a pH alcalino en la remoción del biofilm y en el desprendimiento de todos los microorganismos que podrían quedar remanentes en canales de difícil acceso. Posterior al proceso de pre- limpieza es requerido un proceso de desinfección de alto nivel como los productos a base de glutaraldehído, es ideal que estos desinfectantes sean estables, que no generen gases tóxicos y que no requieran verificación.

Finalmente, el glutaraldehído es utilizado para todo tipo de tareas de desinfección de equipos que constituyen alto riesgo biológico como equipos de patología, equipos de laboratorio que manipulen microorganismo de alto riesgo como M. tuberculosis, entre otros.

Limpieza y desinfección de superficies

La contaminación y colonización de superficies hospitalarias ha sido estudiada extensamente, demostrando su papel en el desarrollo de las Infecciones Asociadas a la Atención en Salud (IAAS). Muchas de estas infecciones son además causadas por patógenos que poseen múltiples mecanismos de resistencia que, en consecuencia, aumentan los costos derivados a la atención en salud, el consumo de antibióticos, las tasas de mortalidad y los desenlaces adversos.

El ambiente hospitalario comprende todos aquellos elementos inanimados que se encuentran en el entorno, múltiples estudios han demostrado que los microorganismos pueden sobrevivir largos períodos de tiempo en superficies inanimadas, contribuyendo a la transmisión cruzada a través del personal de salud.

Dentro de las medidas que han impactado en este fenómeno, destacan las políticas de control de infecciones, las cuales incluyen el lavado de manos y las adecuadas prácticas de limpieza y desinfección de superficies y equipos médicos.

Estos procesos de limpieza y desinfección se clasifican entre rutinarios y
terminales.

Limpieza y desinfección rutinaria: La limpieza de rutina de las áreas de hospitalización ocurre mientras el paciente es admitido, se enfoca en las zonas que rodean al paciente y tiene como objetivo eliminar la materia orgánica y minimizar la contaminación microbiana para proporcionar un entorno visualmente limpio.

Nota: esto ocurre cuando la sala está ocupada y se deben establecer sistemas para garantizar que el personal de limpieza tenga acceso razonable para realizar la limpieza de rutina. Entre las prácticas fundamentales de este grupo se encuentra la limpieza y desinfección de superficies de alto contacto, las cuales se caracterizan por tener una alta carga microbiana, y por ende propician la transmisión cruzada de gérmenes.

Limpieza y desinfección terminal: ocurre después de que el paciente es dado de alta o es transferido, incluye la zona del paciente y todas las superficies que lo rodean y tiene como objetivo eliminar el material orgánico y reducir y eliminar significativamente la contaminación microbiana para garantizar que no haya transferencia de microorganismos al siguiente paciente. En este tipo de limpieza y desinfección destaca la necesidad de utilizar una combinación de productos que garanticen un mayor espectro microbiológico y una mayor eficacia biocida.

Una de las situaciones que pone en jaque a las instituciones son las situaciones de brote, en estas circunstancias, se requieren estrategias multidisciplinarias que permitan una adecuada contención del mismo, uno de los pilares claves en este programa de contención es la limpieza y desinfección avanzada, es aquí donde el uso del glutaraldehído ha sido considerado para su uso en superficies, no obstante, su uso es controversial, debido a que los glutaraldehídos habitualmente encontrados en el mercado tienen un alto potencial irritativo tras su evaporación, por lo cual su uso es desaconsejado, otro de los elementos que explican la controversia de su uso es que las formulaciones comunes sólo son eficaces microbiológicamente cuando se encuentran a concentraciones del 2%, cuando la recomendación general para su uso es que no supere el 1% de concentración, en este caso hay que tener en cuenta que el glutaraldehído aplicado acabará evaporándose, viéndose ello favorecido por su aplicación extendida a grandes superficies.

ALKACIDE es un desinfectante de alto nivel, contiene una formulación a base glutaraldehído con amonios cuaternarios de quinta generación, posee actividad virucida, bactericida, micobactericida. cubrimiento contra algunas esporas y reducción en la carga de priones con una concentración de sólo el 0,17%, es por esto por lo que su uso es completamente seguro para su aplicación en superficies, ya que su concentración es muy inferior al límite de exposición recomendado por el Consejo Americano de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH). No obstante, el uso de estas sustancias es recomendado sólo en situaciones especiales, como brotes institucionales por cepas resistentes KPC, o brotes de Cándida auris. Así mismo, el uso de este producto podría ser utilizado en la desinfección terminal requerida en centros de control biológico o laboratorios de bioseguridad nivel 3 o superior.

Deja un comentario